Saltar al contenido principal

04 de enero de 2022 - Tiempo de lectura 14 min

Las 10 tendencias tecnológicas en 2022

Por Editorial Vodafone Business

Como cada año por estas fechas nos atrevemos a prever las claves y tendencias tecnológicas que marcarán los próximos meses. Para ello hemos analizado lo ocurrido durante 2021, un año atípico donde los haya, y consultado a las fuentes más relevantes en cuanto a tecnología y negocios. Hacemos una lista de las diez más significativas a sabiendas de que serán muchas más y que algunas de ellas aún no han asomado lo suficiente como para poder adivinarlas. La disrupción llega muchas veces de forma súbita y es difícil anticiparse a ella, pero conociendo los hechos emergentes es más fácil identificar las oportunidades cuando llegan. No se trata por tanto en este post de jugar a futuristas, sino de recopilar información y opiniones, tratando de que sean inspiradoras. 

Metaverso y Realidad Mixta

Ha sido seguramente la palabra de moda en 2021 y ha dado lugar a que una de las Big Tech cambie su nombre. Para unos es la gran revolución que esperaban y para otros es una vuelta de tuerca a la realidad virtual, aumentada o mixta. Una versión 3.0 de Second Life, una evolución de Fortnite más allá del mundo del videojuego para trasladar esa experiencia de usuario en las nuevas generaciones al “mundo adulto”, si es que hoy el juego fuera cosa solo de niños. ¿Será esta vez una realidad o acabará en overpromise como con la primera generación de Google Glasses?

Algunos factores han cambiado desde entonces que nos hacen pensar que esta vez tendrá más recorrido.

Para empezar, no solo la tecnología de software y hardware ha evolucionado desde entonces, sino que hoy la plataforma sobre la que correrá ese mundo meta real será la red 5G, que está a años luz de las anteriores generaciones de redes, permitiendo con su baja latencia y la computación en la nube que la experiencia sea mucho más cómoda y real. Pero además, la otra red, la social sobre la que se generarán las comunidades de usuarios viene impulsada por el líder en su terreno, la renombrada Meta, propietaria de tres de los canales más concurridos. Además, esta vez se han sumado de forma inmediata el resto de tecnológicas y grandes marcas como NikeZara o Gucci. Llegue a ser la realidad que sus impulsores esperan, lo que es seguro es que en los próximos meses será la palabra más repetida, y en The New Now le dedicaremos más espacio. Mientras tanto te dejamos algunos artículos de interés para que amplíes tu visión sobre el tema.

  • Metaverso: el nacimiento de un nuevo sector (Interactiva Digital)
  • Vodafone crea el primer Metaverso abierto desarrollado en España (El Economista)
  • Vodafone crea un laboratorio 5G y lanzará el primer metaverso abierto desarrollado en España en 2022 (Europa Press)

La red 5G

Con menos eco del que hubiera obtenido de no ser por la acaparación de espacio informativo que ha tenido la pandemia, el hecho más relevante de 2021 ha sido sin duda el rápido despliegue de la red 5G que se ha producido en todo el mundo, y especialmente en España, donde solo Vodafone ya da cobertura en más de 29 ciudades y cerca del 80% de la población ya puede conectarse a ella con su smartphone. Lo importante de esta nueva red es que será capaz de permitir nuevos modelos de negocio y potenciar toda una serie de tecnologías convergentes que transformarán las distintas industrias y sectores.

Ya la hemos citado en la creación del Metaverso, pero será determinante para prácticamente el resto de tendencias en los próximos años.

Ya existen numerosos casos de éxito reales más allá de los primeros pilotos, y distintos ecosistemas de cocreación como el Vodafone Lab están favoreciendo el desarrollo de nuevos usos a través de innovación abierta y coopetición, que acelerarán su definitiva puesta en escena. Puedes profundizar más en los siguientes enlaces:

  • 4 ejemplos de Industria 5G en Europa
  • Cómo el 5G va a revolucionar tu empresa
  • El libro sobre 5G que estabas esperando

Gaming

La tercera tendencia para 2022 nos atrevemos a decir que será el mundo del gaming, como industria y como metodología. Lo hemos mencionado al explicar el origen del Metaverso, y como éste, el mundo del juego en línea dará un salto cualitativo abismal con el uso de dispositivos 5G. La latencia permitirá la interacción en tiempo real y eliminará el famoso mareo virtual provocado en algunas personas por las gafas de Realidad Mixta. Por su parte, gracias a la computación en la nube de la nueva red, los dispositivos serán cada vez más pequeños, con menor peso al no necesitar procesadores ni gran parte de su hardware, ni grandes baterías porque su consumo es infinitamente menor.

El resto de capacidades de 5G, como la posibilidad de conectar millones de dispositivos por kilómetro cuadrado, hará que la industria del gaming viva uno de sus mejores años.

Fenómenos como la creciente audiencia de Twitch —red social cuyo origen es el juego en linea— o la expansión de los eSports que son capaces de convocar a miles y miles de espectadores y aficionados superando a otros deportes tradicionales, son prueba de que estamos ante algo más que una moda. Y no solo en el mundo del ocio tendrá importancia el gaming, sino que también ganará presencia en el mundo de la empresa y la necesidad de generar metodologías de trabajo y relaciones personales en los quipos de trabajo a distancia, como sustitución de la interacción en las viejas oficinas o para mantener la productividad mediante gamificación de los procesos productivos. 

Más:

  • Juego en línea para estudiar el trabajo del futuro
  • Algoritmos de juegos en laboratorios de biología
  • Coach de Realidad Virtual para fomentar habilidades de liderazgo

SmartWorking

La tercera palabra del 2021 fue Teletrabajo, por motivos de sobra conocidos, y la adopción masiva de forma imperativa del trabajo deslocalizado. Una Transformación Digital de las empresas en todo el mundo que aceleró los planes a medio plazo de la gran mayoría de ellas. Cuando aún no ha pasado ni un año de esa aparente disrupción, hemos podido ver cómo la adaptación a esa nueva realidad no ha sido igual para todos.

Mientras que los que ya habían dado los primeros pasos antes de la pandemia lo han llevado al siguiente nivel, para muchos ha sido traumático tratar de mantener los procesos y metodologías presenciales desde las casas.

Un experimento masivo como el ocurrido ha servido para entender que se requiere algo más que tecnología en este nuevo entorno, y que hace falta una transformación cultural. Pasar del trabajo deslocalizado puntual al trabajo inteligente  — el Smartworking— que organice los recursos y los equipos para que cada cual desarrolle su función allí donde sea más eficiente en cada momento. Unas veces será en la oficina corporativa, otras veces en el hogar, otras como nómada digital mientras viaja y otras in situ visitando a clientes, proveedores o instalaciones. El teletrabajo tiene más escenarios que el propio de una tarea administrativa y hoy lo podemos ver en asistencia técnica, telemedicina, educación, etc. De nuevo, la llegada de 5G facilitará esa nueva visión del trabajo, que por otra parte, los expertos empiezan a coincidir en que será híbrido y no exclusivamente como disyuntiva entre distancia o en las oficinas. Los espacios de trabajo serán también transformados por otras tecnologías y serán lugares destinados a la interacción personal y la experiencia de marca. Sin olvidar que, gracias a ella, también serán más seguras en caso de nuevas pandemias.

Más:

  • Estudio de Digitalización de las Empresas y las Administraciones Públicas en 2020
  • Las empresas Future Ready demuestran su resiliencia durante la crisis COVID-19
  • Teletrabajo: consejos y herramientas para tu empresa

HealthCare and Wellness

Otro de los sectores y tendencias que protagonizarán 2022 será el relacionado con la salud y el bienestar. Muchos aún no son conscientes del hito científico y tecnológico que ha supuesto para las farmacéuticas desarrollar no una sino varias vacunas eficaces en menos de un año. Probablemente tampoco la mayoría haya sido consciente de cómo otras tecnologías como 5G, el Big Data, la Inteligencia Artificial, el Reconocimiento Facial o la telemedicina han ayudado en esta lucha contra el coronavirus.

Lo que sí es fácil de detectar es que lo que ya era una tendencia, el cuidado personal y la salud, se ha convertido en una prioridad para la mayoría.

Y será aquí donde inviertan muchas compañías de todos los tamaños, desde nuevas startups a las Big Tech que disponen no solo de esa tecnología avanzada sino de un Big Data que, como ironiza la película Don’t Look Up! permitiría a tu red social saber tu estado de salud y patologías antes y mejor que tu médico. Sin entrar a debates o exageraciones, lo cierto es que simplemente con las tendencias de búsqueda, Google es capaz de saber cuándo va a llegar la gripe estacional a cada país, entre otras cosas. 

También aquí veremos el impulso de 5G para estos nuevos desarrollos, gracias a la sensorización masiva de wearables y millones de dispositivos de la Internet of Everything.

Más:

  • Smart Healthcare en la Sanidad Pública y Privada
  • Fármacos diseñados con un algoritmo de aprendizaje automático
  • Claves de la tecnología en Salud eHealth [infografía]

Ciberseguridad

El aspecto preocupante de todos estos puntos vistos hasta aquí es el de la seguridad de esos millones de dispositivos conectados de forma ubicua y permanente. Si en los últimos años la ciberseguridad ya era una prioridad para cualquier gran corporación y destinaba cada vez más recursos humanos y económicos a conseguirla, en los próximos meses será aún más importante a todos los niveles. Las autoridades han detectado un incremento exponencial de los ciberactaques y las acciones delictivas en la red y los departamentos de seguridad de las empresas alertan de que factores como el teletrabajo o Internet de las Cosas abren nuevos frentes cada día, puertas de entrada a los sistemas, difíciles de cubrir.

La pandemia también ha impulsado otro tipo de actividades como el eCommerce y ha dado lugar a fraudes basados en ingeniería social que se alimentan del miedo.

Frente a estas amenazas, también se han fortalecido los requisitos de seguridad en pasarelas de pagos, o en las herramientas de trabajo colaborativo online, y los operadores ofrecen servicios externalizados de ciberseguridad. No obstante, la gran mayoría de fallas de seguridad en las redes sigue dependiendo del factor humano, a través de phising o permitiendo la entrada de troyanos y malware a través de un simple correo electrónico, por lo que la concienciación de cada uno de nosotros sigue siendo la mejor defensa, a juicio de los responsables de seguridad de las empresas. Sin duda, 2022 será otra vez el año en el que oigamos hablar del tema día sí y día también.

Más:

  • Plan de Choque de Ciberseguridad, clave para proteger a la Administración Pública
  • Soluciones de los expertos a los retos de ciberseguridad en 2021
  • Los cinco puntos débiles de ciberseguridad que debe revisar

WEB 3

La Web3, también conocida como Web 3.0, es una idea para una nueva versión de la World Wide Web que incorpora la descentralización basada en blockchain. El término fue acuñado en 2014 por el cofundador de Ethereum, Gavin Wood, y la idea creció a lo largo de 2021 entre los entusiastas de las criptomonedas, las grandes empresas de tecnología y empresas de capital riesgo. Mientras que en la actual red,  los datos de los usuarios están en los servidores de las principales Big Tech como Amazon, Microsoft y Google, “La web3 busca volver a la idea inicial de internet, cuando era descentralizada, de código abierto y basada en nodos” como ha indicado a Cinco Días  Ursula O’Kuinghttons, portavoz y participante de Parity, la subsidiaria de Web3 Foundation que desarrolla uno de los softwares para hacer esto posible. Más allá de entender la tecnología Blockchain lo importante es saber cómo va a cambiar la experiencia de usuario. Por ejemplo, el experto Bertrand Pérez explica en El Confidencial  que “En este ecosistema, transferir datos y valor es lo mismo, una información que va de un punto a otro. Que sea tu fecha de nacimiento o un activo que al final se valore en euros es lo mismo”.  Es decir, como dice Samuel Gil, inversor y socio de JME Ventures en Newtral , “tiene lo mejor de las dos anteriores. Los usuarios crean, los programadores crean y son ellos los que monetizan”.

La web de Ethereum, una de las principales criptomonedas e impulsoras de la web3, detalla las principales ventajas de esta nueva red más abierta, comparada con la web 2.0, por ejemplo:

  • Los tweets de Web3 no serían censurables porque el control es descentralizado.
  • Las aplicaciones de pago web3 no requieren datos personales y no pueden evitar pagos.
  • Los servidores web3 no se pueden caer, utilizan Ethereum, una red descentralizada de miles de ordenadores como backend.
Aunque también cita algunas limitaciones actuales como la escalabilidad más lenta precisamente por ser descentralizada, una UX menos accesible para usuarios no expertos y un coste elevado del desarrollo de las nuevas apps.

Computación Cuántica

Si a nivel doméstico y entornos ofimáticos parece que hace tiempo que la evolución de los ordenadores se ha frenado y ya no asistimos a grandes revoluciones con los lanzamientos de nuevos equipos que lo cambian todo, reduciendo el tamaño de las CPU, eliminando puertos o periféricos, o con nuevos sistemas operativos, la computación cuántica sí que está logrando esos hitos que son desconocidos para el gran público. Hoy que la mayoría de personas utilizan potentes ordenadores sin saberlo alojados en un smartwatch o al volante de su coche, y que se anuncia el traslado de esos procesadores a la nube con 5G, la computación intenta romper todas la barreras de capacidad y velocidad. Seguramente la computación cuántica seguirá siendo una gran desconocida para la población general por mucho que los expertos pidan que la programación forma parte de los planes de estudios desde la escuela infantil, pues los más jóvenes ya ven el propio ordenador de sobremesa como algo obsoleto y buscan hacer lo mismo mediante una app o que sea el algoritmo quién lo haga por ellos. Sin embargo, gracias a estaos superordenadores, la ciencia avanzará en meses, tal vez días, lo que de otra forma tardarían décadas.

Se trata de una cuestión estratégica para muchos países, que ven en esta tecnología una forma de superioridad industrial y científica clara, pero también para las empresas que los construyen.

Así, IBM anunció que a primeros de 2022 lanzará al mercado el primer ordenador cuántico de uso comercial que “permitirá ejecutar aplicaciones con un nivel de complejidad mayor que los que se puedan simular un ordenador clásico con fiabilidad (el de 127 cúbits) y que estará a disposición de sus clientes en la nube.” y que como informa El Confidencial,  estará a disposición del CSIC entre otras 170 instituciones.

Más:

  • La computación cuántica híbrida potenciará también la clásica
  • Futuro de la computación cuántica, neuromórfica y nanotecnológica
  • Computadoras Cuánticas más simples

NFT

La penúltima tendencia para los próximos meses será la evolución de un modelo de negocio inimaginable para muchos hasta hace muy poco. La economía de los No Fungibles, o lo que es lo mismo, convertir lo inexistente en mercancía. Un anticipo del metaverso del que hablamos como una de las primeras tendencias tecnológicas que vamos a vivir. Un Token no fungible (NFT por sus siglas en inglés en inglésnon-fungible token) es un tipo especial de token criptográfico que representa algo único. Los tókenes no fungibles no son mutuamente intercambiables como puedan serlo las criptomonedas tipo bitcoin. Las cuatro características principales de los NFT es que son únicos, indivisibles, transferibles y con la capacidad de demostrar su escasez. Sea como sea, hablamos de código, de algo inmaterial o físico, pero que es capaz de despertar como objeto de deseo y que en 2021 ha sido noticia de portada en muchas ocasiones.

Por ejemplo, Vodafone subastó el primer SMS de la historia con fines benéficos logrando recaudar 170.000€ a favor de la Comisión para los Refugiados de Naciones Unidas.

Si comparamos como hace Xataka al David de Miguel Ángel con un bien No Fungible, podemos entender que en un mundo virtual o metaverso, haya quien quiera comprar este tipo de “objetos” únicos, obras de arte o no.

Lo importante de los NFT como tendencia, además de los modelos de negocio, es asociarlos a otras ya analizadas más arriba como la la Web 3.0, la Ciberseguridad o el Gaming, y ponerse manos a la obra para imaginar nuevas aplicaciones de estos fenómenos y las herramientas que se van a ir desarrollando en paralelo.

Regulación

Tanto cambio de paradigma en todos los aspectos de la vida diaria y los modelos de negocio van a dar como consecuencia una cascada de nuevas regulaciones, leyes y organismos de control, locales o supranacionales, que traten de mantener ese control de la situación, o al menos parecerlo. No sabemos cómo podrán ponerse puertas a un campo virtual descentralizado como la web 3.0, o qué tipo de leyes serán de aplicación en mundos virtuales tipo metaverso. La legislación suele ir siempre uno o dos pasos más lentos que los cambios sociales y normalmente es reactiva.

Lo hemos visto con claridad en el caso del teletrabajo, cuando las leyes existente no tenían prevista la posibilidad de que millones de empleados trabajaran desde sus casas.

Lo estamos viendo también con las criptomonedas o las pasarelas de pago, donde los Bancos Centrales y las agencias tributarias públicas no tienen el control total al que estaban acostumbrados, o en la ya mencionada ciberseguridad y la tipificación de los nuevos delitos así como la definición de dónde empieza y dónde acaba la jurisdicción de los mundos virtuales. 

Más:

  • Hacia la regulación de Bitcoin
  • Dudas sobre uso de caŐĀmaras termograŐĀficas y proteccioŐĀn de datos
  • Mercado de Genoma Humano

Etiquetas relacionadas:

Compartir artículo:

Descargar artículo en PDF

Últimos artículos y novedades

Ver todos los artículos