Saltar al contenido principal

01 de junio de 2023 - Tiempo de lectura 5 min

Ideas de e-learning para la formación continua de tu equipo

Por Editorial Vodafone Business

El e-learning, o aprendizaje electrónico, es una tendencia de formación que combina la enseñanza tradicional con las nuevas tecnologías y que se ha convertido en un indispensable en la formación empresarial. La flexibilidad, la personalización y el enorme abanico de posibilidades, son solo algunas de las ventajas que ofrece. Te hablamos del resto en este artículo.

Los empleados son parte clave de cualquier organización, y en un mercado en el que la competición por el talento es cada vez mayor, es crucial establecer vínculos con ellos. Para las empresas, esto se traduce en hacer un esfuerzo consciente por retener a las personas aprovechando todos los medios a su alcance. Los empleados buscan una oportunidad de crecer y seguir evolucionando, y si una organización es capaz de proporcionársela, es más probable que se queden. Los empresarios pueden garantizar la lealtad y la retención de los empleados redoblando sus esfuerzos en la formación.

Tradicionalmente, la formación corporativa dependía de instructores expertos en temas relevantes para las necesidades de formación de una organización. La organización organizaba entonces seminarios, talleres y sesiones de formación dirigidas por el instructor o instructores. Todo esto ha cambiado con la introducción de internet y el aprendizaje digital o e-learning.

Qué es el e-learning

El e-learning se ha abierto camino en las organizaciones posicionándose como una forma de comunicación valiosa y de compromiso. Es el proceso de aprender o compartir conocimientos a través de recursos o medios electrónicos como internet, móviles, ordenadores, audio, vídeo, etc. El aprendizaje móvil, una extensión del e-learning, se puede hacer sobre la marcha, en teléfonos móviles o tabletas.

No hay límite para lo que puede suponer, desde cursos concretos o escuelas online completas hasta formación in situ, onboarding de empleados y microaprendizaje en redes sociales.

Las ventajas son muchas tanto para las empresas como para las personas que las componen. Y es que no solo es eficaz sino que también es más barato de llevar a cabo que la formación tradicional. El desarrollo de e-learning a medida proporciona comodidad, flexibilidad, fiabilidad y escalabilidad a cualquier programa de formación corporativa.

Algunas de sus ventajas son:
· Reducción de costes
· Programas a medida
· Temarios totalmente actualizados
· El ritmo se adapta cada a usuario
· Aproximación colaborativa al aprendizaje
· Informes detallados

Tipos de e-learning

Elegir entre la cantidad de opciones disponibles puede ser un proceso frustrante. Por eso, te traemos algunos de los métodos de e-learning que una empresa puede incluir en su programa de formación corporativa.

1. Web

El e-learning web se basa en el contenido de un sitio web. Los empleados pueden acceder a este sitio web desde sus dispositivos personales o a través de los equipos de la organización. Los sitios web ofrecen a los empleados la flexibilidad de aprender cómo y cuándo puedan o quieran. No limita el aprendizaje a un espacio concreto y permite a los usuarios acceder a la información siempre que lo deseen.

Un sitio web también da la flexibilidad de añadir multimedia, como texto, vídeos, imágenes y mucho más. Esto añade una nueva dimensión al e-learning y lo hace más interactivo. También da a conocer a los empleados las herramientas basadas en la web para que se familiaricen con los modos de comunicación interna, lo que puede ser especialmente útil en los procesos de onboarding masivos.

2.Clases virtuales

Básicamente es la versión moderna de una sesión de formación tradicional. Esto permite que tanto los instructores como los asistentes participen en el proceso. Los instructores están presentes en el aula con la ayuda de software de vídeo, mientras que los asistentes están presentes físicamente, aunque también es posible hacerlo a distancia.

Este modelo de e-learning fomenta la colaboración, la creatividad y el compromiso, ayudando a crear un entorno para las conexiones personales. La "presencia" de un experto permite el intercambio de preguntas, una experiencia de aprendizaje en vivo y un elemento humano del que carecen otras modalidades.

3. Módulos de vídeo

Los módulos de vídeo son sesiones de formación previamente grabadas, pueden ser animados o con un profesor, las oportunidades son infinitas y se puede aplicar para cualquier tipo de formación. También se trata de una modalidad particularmente flexible, ya que los usuarios pueden acceder a los vídeos en cualquier momento y tienen la oportunidad de reproducirlos tantas veces como necesiten.

 4. Redes sociales

La Generación Z ya forma parte del mercado laboral y las redes sociales son unos de los canales de comunicación más importantes para ello, por eso es importante no dejarlas de lado, tampoco en las formaciones. Este modelo de e-learning crea un entorno de colaboración para los empleados y aprovecha el poder de las redes sociales. A través de una plataforma como Facebook, Instagram, Twitter TikTok o Youtube Shorts, este tipo de programas imparten los conocimientos necesarios y lo hace de una forma cohesionada que fomenta el trabajo en equipo y la colaboración.

 5. Microlearning

El microlearning o microaprendizaje estructura la contenidos en píldoras informativas, la mayoría de los módulos duran entre 1 y 5 minutos. Puede ser un vídeo corto, un breve fragmento de contenido escrito o cualquier otra cosa.

Con el microlearning, cada módulo se centra en un solo tema; esto permite a los usuarios retener la información de una manera más eficiente: mejoran las tasas de retención, la capacidad de atención media ininterrumpida de un adulto se establece en unos 8 minutos, y reduce la curva del olvido.

 6. Aprendizaje con VR o AR
Si antes hablábamos de la importancia de no quedarse atrás con las redes sociales, lo mismo ocurre con la tecnología de moda. Por supuesto, hablamos de Realidad Virtual y Realidad Aumentada.

Aunque la inversión es mayor, las posibilidades son abrumadoras, especialmente en empresas de ingeniería o de marcado carácter tecnológico, por ejemplo, Facebook ya utiliza la VR y el Metaverso para llevar a cabo las formaciones con sus empleados.

Elegir el programa ideal para tu compañía puede ser una tarea complicada, aquí hemos mencionado algunas de las opciones más habituales, pero también existen diversas plataformas y partners que te ayudarán a hacerlo realidad.

En cualquier caso, recuerda que es importante escoger la tecnología que mejor se adapte al momento actual de tu empresa, un programa que se adapte a los empleados y que sea escalable. Por último, aprovecha las posibilidades de reporting de este tipo de programas y recaba la opinión de tus equipos para poder tenerla en cuenta en futuras acciones formativas.

Etiquetas relacionadas:

Compartir artículo:

Descargar artículo en PDF

Últimos artículos y novedades

Ver todos los artículos