Saltar al contenido principal

05 de junio de 2023 - Tiempo de lectura 3 min

Dispositivos propiedad de la empresa: qu茅 tener en cuenta

Descubre todo lo que necesitas saber sobre los dispositivos propiedad de la empresa y cómo pueden crear un entorno de trabajo más feliz y productivo para quienes trabajan a distancia. Sigue leyendo para obtener más información.

La capacidad de adaptarse al nuevo mundo del trabajo a distancia ha sido esencial para todas las empresas. Este avance digital forzoso ha catapultado la necesidad de más dispositivos, algo que muchas empresas no se habían planteado antes de la pandemia.
 
Echa un vistazo rápido a tu espacio de trabajo en este momento y seguro que hay al menos dos dispositivos al alcance de la mano. Tener un teléfono móvil, un portátil o una tableta para uso personal es habitual, pero si pides a tus empleados que utilicen sus dispositivos personales para el trabajo, puede que encuentres cierta resistencia. A algunos puede no gustarle utilizar sus dispositivos personales para el trabajo, y otros esperarán una compensación por el uso de datos, el desgaste y las reparaciones. Por eso muchos empresarios optan por dispositivos propiedad de la empresa.

Independientemente de dónde trabajes o a qué te dediques, que te den un dispositivo en el trabajo casi siempre se considera algo positivo. Como empleador, invertir en dispositivos propiedad de la empresa puede ser una forma eficiente y cómoda de mantenerla conectada, pero hay mucho que tener en cuenta.
 
Cuando decidas dotar a tu equipo de un dispositivo, siempre tendrás que tener en cuenta qué es lo que tiene más sentido para las políticas y las finanzas de tu empresa.

Ventajas de utilizar dispositivos propiedad de la empresa

Productividad de los empleados

Dar dispositivos como teléfonos móviles u ordenadores portátiles a tu equipo puede ayudar a crear una plantilla feliz y productiva. La productividad de los empleados puede aumentar gracias a una mayor flexibilidad, la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar y la seguridad de disponer de todas las herramientas que necesitan para hacer bien su trabajo. Cualquier dispositivo propiedad de la empresa debe ser un beneficio del puesto de trabajo y los empleadores deben establecer políticas claras para su uso y cuidado adecuados. Por ejemplo, una política de uso aceptable establece claramente para qué pueden y no pueden utilizarse estos dispositivos.

Protección de datos

Con un dispositivo propiedad de la empresa, tus empleados pueden trabajar desde cualquier lugar, lo que les da flexibilidad y libertad. Eso está muy bien. Pero también abre un mundo de posibles problemas. Si se conectan a una red no segura en una cafetería o en un aeropuerto, su dispositivo personal podría estar en peligro. Pero con un dispositivo propiedad de la empresa, puedes tener software de seguridad preinstalado en los dispositivos, como cortafuegos y VPN, para proteger los datos privados de tu empresa.

Seguridad

Según un estudio realizado por la tecnológica Check Point, los ciberataques globales aumentaron en 2022 un 38% en comparación con 2021. Las implicaciones de una filtración de datos pueden ser demoledoras, por lo que saber que has hecho lo necesario como empresa para seguir los protocolos de seguridad resulta clave. Un dispositivo propiedad de la empresa puede venir preinstalado con todo el software de seguridad informática necesario para mantener la información de tu empresa lo más segura posible. No puede decirse lo mismo de los dispositivos personales, puesto que no todos tus empleados son profesionales informáticos. Un dispositivo propiedad de la empresa te permite gestionar e instalar rápidamente actualizaciones, solucionar problemas de software y responder a los protocolos de seguridad de forma automática.  Y si un dispositivo se pierde o lo roban, puedes asegurarte de que tienes instalado un software eficaz para poder controlarlo a distancia y evitar que caiga en malas manos información delicada.

¿Qué puede permitirte?

La responsabilidad de financiar los dispositivos es grande. Antes de empezar, debes averiguar qué y cuántos dispositivos necesitas para ver cómo se ajusta a tu presupuesto. Reembolsar a los empleados por cualquier cosa, desde costes de datos hasta sustituciones y reparaciones, puede suponer una carga para los recursos cuando no se pueden planificar. Las empresas también deben tener en cuenta el coste de un ciberataque, tanto financiero como en términos de reputación. A escala mundial se prevé que el coste de la ciberdelincuencia supere los 10 billones de dólares en 2025. Hay que tener en cuenta que las pólizas de seguros para empresas no incluyen cobertura contra la ciberdelincuencia, por lo que necesitarás una póliza completamente independiente para proteger tu negocio de amenazas cibernéticas tales como la piratería informática, la suplantación de identidad y la violación de datos.
 
Intenta hablar con los empleados actuales para conocer su opinión sobre qué dispositivos de propiedad de la empresa serían los más beneficiosos. Si buscas consejo, ellos son los que están al frente de tu empresa y podrán darte algunas ideas interesantes sobre las necesidades de tu plantilla.

Selecciones basadas en roles

No todas las empresas pueden permitirse entregar dispositivos a todos los empleados, y eso no tiene nada malo. Como solución alternativa, algunas optan por distribuir los dispositivos en función de los requisitos de cada rol, dado que no todos los empleados necesitan un teléfono móvil o un ordenador portátil propiedad de la empresa. Los que trabajan en la oficina no necesitarán un teléfono móvil, pero los que lo hacen a distancia sí. Así, las selecciones basadas en roles garantizan que sólo se pague por los dispositivos que se necesitan, lo que ayuda a controlar y reducir los costes.

Los empleados eligen

Otra vía que pueden seguir las empresas es la llamada CYOD (choose your own device - elige tu propio dispositivo). Permite a los empleados elegir sus propios dispositivos a partir de una selección preaprobada por la empresa. Este método de selección de dispositivos también puede evolucionar y cambiar a medida que se va desarrollando el rol o cuando el empleado es más consciente de lo que necesita en su día a día. Puede ser más difícil de presupuestar, ya que nunca se está seguro al 100% de lo que se necesitará añadir al plan, pero con la gestión adecuada, puede funcionar para algunas empresas.

Comprar vs. Alquilar

Decidir si comprar o alquilar es la opción más adecuada para tu empresa depende de tus prioridades, ya sean éstas focalizarse en los grandes volúmenes de datos, la cobertura de red o en los costes reducidos. Comprar los dispositivos significa que tendrás la plena propiedad de los activos, aunque con unos costes iniciales más elevados. La longevidad también entra en juego, de modo que si deseas actualizar tu flota de dispositivos cada dos años, el alquiler puede ser la mejor opción para tu negocio.

Hablemos

Para obtener asesoramiento digital personalizado para tu empresa de forma gratuita, habla con uno de nuestros Asesores Digitales de V-Hub.

Etiquetas relacionadas:

Compartir art铆culo:

Descargar art铆culo en PDF

脷ltimos art铆culos y novedades

Ver todos los art铆culos