Saltar al contenido principal

05 de abril de 2023 - Tiempo de lectura 3 min

Sencillos consejos para el crecimiento empresarial en momentos de recesi贸n

¿Has aparcado tus planes de crecimiento por la subida de los costes? No tiene por qué ser así.

La crisis provocada por el aumento del coste de la vida puede llevarte a pensar que tienes que interrumpir los planes de crecimiento de tu empresa. Sin embargo, esta situación podría representar una oportunidad para centrarte en lo que mejor se te da. Descubre cómo.
¿Consideras que el aumento del coste de la vida implica que tu empresa debe centrarse única y exclusivamente en sobrevivir? No tiene por qué ser así.
En vista del aumento de la inflación y los desorbitados precios de la energía, es normal que te plantees esperar a que cese la tormenta antes de buscar nuevas vías de crecimiento para tu negocio. Sin embargo, estos momentos podrían representar la oportunidad perfecta para decidir qué es lo que más le interesa a tu empresa, qué es lo que hacéis bien y en qué te gustaría centrarte en el futuro. 


Toda crisis representa una oportunidad

Situaciones impredecibles e inesperadas como la crisis provocada por el aumento del coste de la vida suelen obligar a las compañías a ser flexibles y adaptarse a los cambios. Esto fue lo que ocurrió exactamente en el año 2020 con la implantación masiva del teletrabajo y las formas de trabajo mixtas; una manera de trabajar que daba respuesta a la necesidad inicial de cumplir con el distanciamiento social pero que pronto empezó a formar parte de la actividad profesional diaria de muchas personas. Por tanto, estos momentos económicos complicados podrían interpretarse como una oportunidad para que tu empresa hago un alto en el camino y se centre en conocer bien el nicho de mercado y en identificar cuáles son sus prioridades. Algunos de los puntos de interés podrían ser, por ejemplo, centrarse en apoyar a los empleados o desarrollar nuevos productos o servicios.


Ampliar el alcance de tu negocio

Una de las grandes oportunidades de crecimiento de las empresas durante la pandemia ha sido hacerse flexibles. Por ejemplo, durante el confinamiento, cuando los restaurantes de Europa tuvieron que cerrar sus puertas al público, muchos de ellos se convirtieron en tiendas y vendían los productos más demandados como pan u otros productos básicos. Esta es una lección que podemos trasladar a la compleja situación que ha provocado el aumento del coste de vida. Piensa, por tanto, qué podrías hacer de otra forma y tómalo como una oportunidad de crecimiento.


La gestión de los gastos es clave

Cuando tenemos que buscar la manera de reducir costes, la gestión de los gastos puede ser una oportunidad para identificar cualquier gasto indebido en el que esté incurriendo la empresa. Cuando utilizas una solución de gestión de gastos, con la que podrás ver claramente todo el dinero que entra y sale de la empresa en cualquier momento, puede que descubras que estás gastando en cosas que no son prioritarias y valorar darte de baja de ciertas suscripciones que no utilizas o eliminar otros gastos innecesarios. Si reduces en gastos innecesarios podrás ahorrar o invertir el dinero en aquellas áreas que creas que puedan darte mayor rendimiento como, por ejemplo, el desarrollo de nuevos productos o servicios.
Existe una amplia oferta de programas entre los que elegir, tales como Pleo, Soldo o Spendesk, dependiendo de tus necesidades y del presupuesto. Muchas ofrecen un periodo de prueba gratuito para que puedas probarlas antes de comprar.


Centrarse en los empleados

Los empleados son uno de los grandes activos de una empresa, por lo que velar por su bienestar debería ocupar un puesto de relevancia en tu lista de prioridades. Además, esta época de menor actividad podría ser el momento ideal para centrarte en mantenerlos motivados.
Una posibilidad sería ofrecer horarios flexibles que se ajusten a sus compromisos personales como recoger a los niños del colegio, cuidar de un familiar o asistir a citas médicas. Pero antes de hacer nada, asegúrate de hablar con ellos para saber cuáles son sus preferencias.
Otra manera de hacer que tu equipo siga involucrándose en la empresa es reconocer sus logros y sus esfuerzos. Para ello, puedes organizar competiciones internas mensuales, trimestrales o incluso anuales relacionadas con la cantidad de ventas conseguidas, el número de eventos  a los que han asistido o cualquier trabajo destacado en el que hayan participado. El premio no tiene por qué ser nada extraordinario, ya que un simple reconocimiento podría ser suficiente. Sea lo que sea lo que decidas hacer, asegúrate de involucrar a tu equipo y pedir su opinión. 


No tienes que hacerlo todo

Antes de ponerte manos a la obra es importante recordar que intentar hacerlo todo puede ser incluso contraproducente.
¿Qué te aconsejamos hacer? No caigas en la trampa de intentar hacerlo todo de una tacada; pon el freno y observa qué está funcionando bien en tu empresa y qué podrías hacer mejor. Descubre cuál es tu principal atractivo comercial y qué áreas ofrecen más posibilidades de triunfar. Puede que sea la ocasión de buscar soluciones a los problemas que tienes en este momento. Por ejemplo, si tienes que competir con empresas más grandes, podrías pensar de qué forma puedes ofrecer a tus clientes un servicio más personalizado.


Escucha a los clientes

Si no sabes muy bien por dónde empezar, podrías fijarte en dos áreas: comprobar los datos de las ventas y hablar con los clientes para saber qué les gustaría que les ofrecieras. Las opiniones que brindan los clientes no tienen precio y te ayudarán a identificar todo lo bueno que ofrece tu empresa, pero también todo aquello que necesita mejorarse.
La forma más habitual de obtener la opinión de tus clientes es a través del correo electrónico. Muchos servicios se suministran o se reservan de forma online; por este motivo, no está de más que les envíes un mensaje de correo electrónico preguntándoles cómo fue su experiencia con la empresa. Para hacerle la labor más fácil a los clientes, puedes utilizar herramientas gratuitas de marketing de correo electrónico como MailChimp o Sendinblue, con las que podrás crear encuestas que sólo les llevará unos minutos contestar.
 


Haz lo que más le interese a tu empresa

Cada empresa es diferente y a cada una le afectarán de distinta manera las consecuencias derivadas del aumento del coste de la vida. No obstante, esto no significa que debas interrumpir el desarrollo del negocio. Los tiempos más complicados pueden ser el mejor momento para replanteártelo todo y dedicar tiempo a centrarte en lo que más te interesa y a encontrar soluciones que hagan que tu empresa se haga más fuerte.

¿Estás pensando en qué debería centrarse tu empresa para avanzar? Ponte en contacto con uno de nuestros Asesores Digitales de V-Hub para que te ayuden a conocer tus mejores opciones de manera gratuita. 

Etiquetas relacionadas:

Compartir art铆culo:

Descargar art铆culo en PDF

脷ltimos art铆culos y novedades

Ver todos los art铆culos