Saltar al contenido principal

15 de diciembre de 2022 - Tiempo de lectura 3 min

¿Qué software de videoconferencia le interesa más a tu empresa?

Encontrar el software de videoconferencia más adecuado para tu empresa

En los entornos de trabajo mixtos, la flexibilidad lo es todo. El hecho de que ahora los empleados pueden trabajar desde cualquier sitio y a veces, a diferentes horas del día, representa algunos problemas. Hoy en día las empresas tienen que lograr un equilibrio entre dar a los empleados la flexibilidad que necesitan y asegurarse de que se cumplen los objetivos, lo cual no es tan fácil como parece.

Ese es el motivo por el que las formas de trabajo mixtas requieren de herramientas eficaces. Y el punto clave de esto es encontrar el software de videoconferencia más adecuado a las necesidades de tu empresa que ayude a los empleados a conseguir la máxima productividad posible, independientemente desde donde trabajen. Sin embargo, el mercado ofrece tantas soluciones que puede resultar complicado decidirse. Por ese motivo, hemos elaborado una guía muy práctica sobre en qué fijarse en el momento de analizar las opciones.

1. Solución individual vs. Solución Suite

El primer paso que debes plantearte a la hora de elegir un programa de videoconferencias es pensar para qué lo necesitas realmente. Muchos proveedores ofrecen suites con varias funcionalidades que cubren áreas como chats de grupo, soluciones de softphone e intercambio de archivos y pantallas. Aunque todas estas funcionalidades son muy útiles de por sí, tienes que plantearte qué es lo que realmente le vendría mejor a tu empresa y a tus empleados. Aunque las suites salen rentables, puede que no te interese pagar por complementos adicionales que tus empleados no van a utilizar; se trata de aprovechar al máximo el dinero.

2. Coste

Un elemento obvio, pero que es necesario tener en cuenta, es el coste de la solución y lo que estás dispuesto a gastar. Existen muchos programas de videoconferencia que se pueden descargar de manera gratuita y ofrecen funciones básicas; puede que tu empresa tenga suficiente con esto. Por tanto, si para lo único que vais a utilizar el software en la empresa es para hacer videollamadas, no es necesario que pagues nada.
Al mismo tiempo, puede que un paquete básico sólo admita una cantidad limitada de participantes dentro de un país determinado, por tanto, deberás pensar cuánta gente va a participar en las llamadas y desde dónde van a llamar. Por todo ello, analiza lo que necesitas e investiga para encontrar el paquete que más se adecue a tu empresa.

3. Seguridad y protección

Al igual que haces con cualquier documento privado de la empresa, debes asegurarte de que las videoconferencias que lanzáis son lo más seguras posibles. Después de todo, los ciberdelincuentes pueden infiltrarse en las llamadas y corréis el riesgo de que se produzcan filtraciones de información confidencial y robo de datos. El hecho de que los empleados trabajen fuera de la oficina añade una capa de vulnerabilidad y aumenta el riesgo de ataque. Por tanto, para asegurarte de que las llamadas son seguras y tranquilas, busca funcionalidades como el cifrado de datos y certificados de terceros que verifiquen la seguridad de la plataforma.

4. Compatibilidad de los dispositivos

Otro elemento importante a tener en cuenta es la compatibilidad del software de videoconferencia con los dispositivos que utiliza tu empresa. Para empezar, comprueba que el software es compatible con distintos modelos de portátiles y teléfonos móviles. Si utilizas programadores de salas de reuniones o cámaras de conferencias, deberás verificar si el software en cuestión es también compatible con estas funciones.

5. Extras adicionales

En el momento de invertir en una solución, incluso aunque no la necesites en ese momento, deberías tener en cuenta lo que puede ofrecerte aparte de las videollamadas. Muchos proveedores ofrecen características adicionales y personalizables que llevan las reuniones al siguiente nivel y resultan muy atractivas para tus empleados. Por ello, a la hora de invertir, piensa en tener en cuenta funcionalidades como pizarras digitales para el intercambio de ideas y trabajo interactivo en equipo, encuestas para obtener la opinión de los empleados y salas de trabajo para grupos de trabajo más pequeños y altamente enfocados.

Las reuniones virtuales ya son una herramienta habitual de trabajo, por ello, es fundamental que te asegures de implantar el software más apropiado. Si sigues esta guía, sabrás en lo que tienes que fijarte y te ayudará a elegir una plataforma que hará que tus videollamadas sean todo lo fluidas y productivas posible.

Si tienes dudas sobre la herramienta más adecuada que deberías elegir para tu empresa, nuestros Asesores Digitales de V-Hub están a tu disposición para ofrecerte ayuda gratuita personalizada.

Etiquetas relacionadas:

Compartir artículo:

Descargar artículo en PDF

Últimos artículos y novedades

Ver todos los artículos